jueves, marzo 26, 2009

¿Comisión de Seguimiento contra las autoridades?

Las personas que conforman la llamada Comisión de Seguimiento; organización para-comunitaria que dice seguir el desarrollo de los trabajos de remodelación para convertir el antiguo Dispensario Dr. Carlos J. Bello en Centro de Diagnostico Integral de La Pastora (CDI), empantanan la labor del Ministro del Poder Popular para la Salud y del Ministro del Poder Popular del Despacho de la Presidencia, al no tomar en cuenta la visita que realizaron ambos Camaradas el pasado jueves 19 de marzo a la Urb. Obrera Municipal Lídice, para inspeccionar las obras inconclusas del CDI, atendiendo la denuncia que hizo PROLIDICE.

Es importante destacar para entender la situación, que integrantes de ese auto-comisionado grupo, participó activamente durante la visita que realizaron las autoridades del Ejecutivo Nacional, practicamente escoltandolos durante todo su trayecto entre el Liceo Perú De La Croix y el Dispensario Dr. Carlos J. Bello. Igualmente asistieron a la reunión que se hizo el lunes 23 de marzo en el Salón de Gobernadores del Palacio Blanco; también asistieron personas provenientes de zonas tales como El Valle, Altagracia , San Juan y otras zonas de La Pastora, el punto central de esa reunión era la problemática de la vivienda.

Al inicio de esa reunión, el asistente del Ministro Reyes Reyes, Capitán Nelsón Pereira, destacó en forma breve, la actividad cumplida por el Ministro del Poder Popular del Despacho de la Presidencia la semana anterior, como fue la visita al Liceo Perú De La Croix y el área de trabajo del futuro CDI "Dr. Carlos J. Bello", acompañado por el Ministro del Poder Popular para la Salud. El Capitán Pereira, reafirmó el empeño del Ministro Reyes Reyes en culminar los trabajos del CDI. Igualmente intervino el presidente del INAVI, quien expuso la coyuntura de los cambios ministeriales que afectaron al INAVI, ya que ahora ese ente esta adscrito al Ministerio del Poder Popular para las Obras Públicas y Vivienda, y aún se estaban realizando ajustes en la estructura organizativa, sin embargo, estaban comprometidos en culminar las obras del CDI, mucho más cuando ya la comunidad había dado alerta sobre la gravedad en el atraso de los trabajos.

Cuando se dió inicio a los derechos de palabra, para que los voceros de las comunidades plantearan sus problemas o soluciones en materia de vivienda, intervino una integrante del clandestino grupo de seguimiento de las obras del CDI, y dirigiéndose en tono marcial y con prepotencia, expuso que ellos tenían una reunión para el día siguiente, es decir el martes 24 de marzo, a las 6:00 p.m., y exigió que asistiera el presidente del INAVI o en su defecto un funcionario de esa institución. El Capitan Pereira le re-explicó, en forma muy educada y pausadamente, que ya las autoridades conocían la problemática del CDI y se estaban coordinando los correctivos, que ellos no intervenían en los procesos administrativos de los trabajos de remodelación del CDI, que ellos no escogían las empresas que trabajarían en esas obras y que no podía asistir un funcionario, pues ya las altas autoridades habían inspeccionado el CDI. La representante del clandestino grupo, se retiró mostrando evidentes síntomas de no haberle agradado la respuesta recibida.
Tal como lo había prometido la llamada comisión de seguimiento, convocaron a una reunión el martes 24 de marzo, para informar el resultado de las diligencias practicadas para lograr la culminación de las obras del CDI. Así mismo, invitaron a un representante de la Defensoría del Pueblo quien llegó acompañado de su asistente.
Intervinieron la Sra. Jenny Lugo, integrante de la llamada Comisión de Seguimiento; el Sr. Juan Aguilera, miembro del Consejo Comunal José Soares y el Sr. Guillermo González, también de la Comisión de Seguimiento, manifestando ante los asistentes, que ellos no creían en lo explicado la noche anterior en el Salón de Gobernadores, por el Presidente del INAVI y el Capitan Pereira, es decir, que no creen en la voluntad del Gobierno Bolivariano de culminar las obras de remodelación del CDI Dr. Carlos J. Bello, como lo prometieron el Ministro Reyes Reyes y el Ministro Mantilla. Además, alegaron como única vía para lograr la ejecución de los trabajos, el acudir ante la Defensoría del Pueblo.
También intervino el Sr. Iñigo Bertrand, miembro de PROLIDICE, quien manifestó al Defensor del Pueblo y a los asistentes, que en la reunión efectuada en el Salón de Gobernadores, el capitán Pereira y el presidente del INAVI, habían manifestado que una vez reorganizada esa institución, se daría inicio a todas las obras a cargo del INAVI, que fueron inspeccionadas por las autoridades, esto incluye el CDI Dr. Carlos J. Bello, y que deberíamos confiar en la buena fé de las altas autoridades del Ejecutivo Nacional que visitaron la Urb. Lídice el pasado jueves 19 de marzo.

Para PROLIDICE, lo sucedido en la reunión del martes 24 de marzo, no tiene explicación lógica, las personas que manifestaron no creer en lo explicado por el Capitán Pereira y el presidente del INAVI, dan a entender que no creen igualmente en Reyes Reyes y Mantilla, por ende, no creen en CHAVEZ.

Desde PROLIDICE, hacemos un llamado a todos los Consejos Comunales y fuerzas vivas de La Pastora, especialmente a los que comulgamos con las ideas del Comandante Hugo Chávez, para que actuemos corrigiendo este tipo de situaciones, tomando como bandera la REVISIÓN, RECTIFICACIÓN Y REIMPULSO en las luchas sociales; para encaminarnos hacia el Socialismo del Siglo XXI.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo a estar pendientes y vigilantes del tema en cuestion y advierto de una vez a traves de este medio que el señor Ledezma anda por ahi ofreciendo billete a quien se organice por lo menos en 30 personas y recojan firmas y le pidan lo que necesiten, asi lo esta haciendo en Ruperto Lugo, mosca con los infiltrados en las reuniones. No permitamos que estos vende patria vuelvan.

Infocoas dijo...

Yoc creo tambien que esas cosas se caen por si solas cuando los funcionarios cumplen con su trabajo, ojala y no pase de solo un ofrecimiento.

Anónimo dijo...

La revolución nos dice las cosas que debemos hacer, y todos conocemos en Lídice lo que ha pasado. Debemos acordarnos de los sucesos del deslave de 1999 y que nos afectó y que la revolución dio dinero y no se sabe como fue el juareque y esa misma gente anda metida con los consejos comunales, todos buscando plata, ninguno aguanta una revisión en esos consejos comunales.¿ que hace el psuv? ¿esos no son los mismos de las asociaciones de vecinos?